COMO LIMPIAR LAS ALFOMBRAS SIN LLEVARLAS A LA TINTORERIA

Se acerca otro año más el verano y en muchas casas es una época del año en la que se retiran algunas alfombras hasta el otoño o simplemente se aprovecha para limpiarlas en profundidad. Llevarlas a la tintorería, además de ser un gasto, es algo que resulta engorroso ya que tienes que perder tiempo en transportarla y posteriormente recogerla una vez limpia, y a veces no obtienes los resultados deseados.

Este año queremos volver a recordarte cómo puedes hacer una limpieza de tus alfombras con tu FilterQueen Majestic y así ahorrarte el dinero y la molestia de llevarlas a la tintorería.

Lo primero es despejar de muebles la alfombra que quieres limpiar y la enrollas para poner debajo unos plásticos grandes entre la alfombra y el parquet. Así si la espuma o el producto que vas usar traspasa la alfombra no te dañara el suelo. Luego extiendes de nuevo la alfombra encima de los plásticos y preparamos el Majestic.

Conecta el bastón con el bateador y das unas buenas pasadas en distintas direcciones a toda la alfombra. Una vez que la alfombra este bien limpia conecta la manguera por la parte superior, es decir, por donde sale el aire (quitando la tapa negra de arriba).

En el bote de cristal del accesorio pulverizador pon tres cuartas partes de agua y una cuarta parte del líquido FilterQueen de espuma en seco. Si no tienes ese líquido puedes mezclar el agua con el producto que uses habitualmente para la alfombra o moqueta.
Si la alfombra o moqueta está muy sucia puedes emplear el siguiente preparado: cuatro partes de agua del recipiente del pulverizador por dos partes de un producto con amoniaco tipo Volvone y dos gotas de gel neutro de lavavajillas.
Una vez ya hemos preparado la mezcla hay que acoplar el espumador al pulverizador, porque en esta ocasión el preparado saldrá como espuma. Para que sea así tienes que girar el regulador del pulverizador cerrándolo hasta el máximo posible que te permita sin que deje de salir producto.
Si quieres puedes ver este video como se realiza esta operación. En la boca de la manguera colocamos el accesorio pulverizador y con la manguera conectada a la salida de aire pulverizamos toda la alfombra con la espuma, coges el bastón con el cepillo de suelos duros y lo usas (sin aspirar) para ir esparciendo uniformemente la mezcla por la superficie a limpiar, dejas actuar el combinado un rato y finalmente pasas el bateador por la alfombra o moqueta.
Te recomendamos que hagas esta limpieza en media alfombra, seguro que al comparar con la otra mitad el resultado te sorprende.