Limpieza de sofás: Parte 1

Todos tenemos al menos un sofá en nuestra casa, uno de los elementos que más utilizamos a diario, además de la cama, y el más importante en nuestro salón. Ese uso cotidiano lo acaba dejando sucio, con manchas, restos de comida, pelos de mascotas y polvo acumulado. Dejarlo como nuevo requiere una limpieza muy a fondo, aunque esto siempre depende del material de nuestro sofá, por eso hoy te explicamos una limpieza más o menos general para cualquier tipo de sillón y en un próximo post ya profundizaremos en las tapicerías.

Un buen aspirado y cepillado de la superficie del asiento es el primer paso para eliminar el polvo, los pelos, restos de suciedad de tumbarnos con los zapatos puestos, comida que haya podido caer, etc. Este aspirado deberías realizarlo por lo menos una vez a la semana. Puedes usar tu Majestic de la misma forma que la utilizar para aspirar otras cosas, pero además para el cepillado tienes el accesorio para tapicerías, que puedes utilizar sin cerdas para absorber las partículas de suciedad de la tapicería y para descontaminar los cojines y almohadones. Para continuar, es aconsejable retirar estos últimos y todos aquellos elementos desmontables que tenga el sofá, así podemos eliminar la porquería de las traseras y las pelusas de debajo de los sillones con el accesorio lanzadera.
Si has aprovechado para quitar y lavar las fundas de los cojines de tu sofá, echa un vistazo a este video con un truco para que te resulte más cómodo volver a colocar el relleno.