El cuidado y limpieza de los libros

15. grande 2Las estanterías, baldas y librerías son lugares que acumulan mucho polvo. Lo ideal es tener esas superficies ordenadas para una limpieza fácil, sobre todo si se padecen molestias o alergias a causa del polvo. En ese caso lo recomendable sería tener armarios cerrados y vitrinas para guardar todos los pequeños objetos, adornos, libros, etc.

Por lo general en la limpieza de esos lugares se emplean trapos húmedos para que el polvo no se escape de nuevo al ambiente, pero si tienes un Majestic puedes emplear el cepillo redondo, un accesorio estándar de tu sistema FilterQueen. Las cerdas de este cepillo están fabricadas con pelo natural, no rayan ni estropean y lo convierten en el accesorio idóneo para eliminar el polvo fácilmente, sin necesidad de usar multitud de bayetas.

Es importante que de vez en cuando realicemos una limpieza de libros, para que no se estropeen porque la luz, el polvo, el aire contaminado y los insectos son algunos de sus enemigos.

Para el cuidado de los libros debemos retirarlos de cada estante y aspirar esas superficies. Asegúrate de que tienes un buen aparato, como Majestic, que con sus filtros patentados retiene el polvo y no lo vuelva a lanzar al ambiente. Después limpiamos cada libro antes de volver a colocarlo de nuevo en las baldas de la librería. Si no están estropeados o muy sucios puedes aspirarlos con el cepillo redondo pasándolo suavemente por los las tapas y los bordes de las hojas, así eliminas el polvo sin dañarlos.