Limpia con Majestic las lámparas de cristales

Limpia con Majestic las lámparas de cristales

Las lámparas de araña de cuentas de cristal son esas lámparas sofisticadas y elegantes que han pasado de ser clásicas a estar de nuevo de moda cuando quieres poner un toque vintage en la decoración de tu hogar.

Esas lámparas que antiguamente en vez de bombillas tenían velas tienen un inconveniente, es que acumulan mucha suciedad y polvo del ambiente y son complicadas de limpiar, porque generalmente están colgadas del techo y tienen un montón de delicados cristalitos colgando.

Una forma de limpiarlas es descolgarlas y pasar un trapo teniendo que ir limpiando los cristalitos a mano uno por uno, de esta forma además de resultar muy pesada puede que nos quedemos con más de un cristal en la mano. Si pretendes limpiarla con un plumero lo único que consigues es trasladar el polvo de sitio, que queda en suspensión y al cabo de un rato vuelve a posarse sobre los muebles o a la lámpara.

Tienes la opción de desmontarla entera y poner las lágrimas a remojo o incluso en el lavavajillas, pero entonces tienes que volver a montarla otra vez… ¿tienes ganas de hacer esto?

Vamos a contarte una manera mucho más sencilla de limpiar lámparas de cristales en la que además tu Majestic de FilterQueen te va a ayudar a agilizar esta limpieza. Lo primero que debes hacer es quitar las bombillas de la lámpara o protegerlas con film de plástico.

Luego tienes que colocar debajo de la lámpara que vamos a limpiar una sábana vieja o una toalla, si hay una mesa debajo no hace falta que la muevas, coloca la sábana o toalla encima. Si tienes un poco de maña para colocarlo de la lámpara y cero supersticiones puedes colgar un paraguas abierto hacia abajo.

Si vas a usar Majestic por la manguera en la parte superior (quita la tapa negra de arriba), por donde sale el aire. En la manguera acoplamos el accesorio pulverizador y llenamos el recipiente de cristal con alcohol etílico y amoniaco rebajado con tres partes de agua. Regula con el botón a rosca del pulverizador para que el preparado salga muy vaporizado.

Rocía la lámpara con la mezcla de tal forma que los cristales vayan quedando húmedos, esa humedad va fluyendo por los cristales y gotea sobre la sábana o toalla que hemos colocado. El líquido que cae es negro debido al polvo acumulado en la lámpara y la sábana o toalla se va impregnando de esa suciedad.

Repite esta operación varias veces hasta que las gotas que caigan sean transparentes, así sabrás que la lámpara ha quedado totalmente limpia y entonces ya puedes dejar que se seque o agilizar ese secado con la ayuda de tu Majestic.